Toda astucia tiene su recompensa: la fábula de Doña Zoraida

Había una vez en el bosque de Pinabel un grupo de animales muy diferentes entre sí, pero que convivían en armonía gracias a la gran sabiduría de Doña Zoraida, una sabia zorra gris que siempre tenía la solución para cualquier problema que surgiera en la comunidad.

Un día, el bosque fue invadido por una manada de lobos hambrientos que empezaron a atacar a los animales de la zona. El pánico se apoderó de todos y Doña Zoraida decidió convocar a una asamblea urgente para buscar una solución al problema.

Después de muchas horas de discusión, Doña Zoraida propuso organizar un plan para ahuyentar a los lobos del bosque. Ella sabía que los lobos eran animales inteligentes y astutos, por lo que debían ser más astutos aún para vencerlos.

Así, cada animal del bosque fue asignado a una tarea específica: los conejos se encargarían de distraer a los lobos corriendo por el bosque, los ratones se infiltrarían en sus madrigueras para robarles comida, los pájaros les lanzarían ramas y hojas desde los árboles, y los ciervos guiarían a los lobos hacia una trampa preparada en el centro del bosque.

El plan se llevó a cabo con éxito y los lobos, confundidos y cansados, terminaron siendo capturados en la trampa. La paz volvió al bosque de Pinabel y todos los animales celebraron la valentía y astucia de Doña Zoraida.

A partir de ese día, Doña Zoraida se convirtió en la líder indiscutida del bosque y todos los animales acudían a ella en busca de consejo y ayuda. Gracias a su sabiduría y astucia, la comunidad de animales de Pinabel vivió en armonía y felicidad para siempre.

Y así, Doña Zoraida se convirtió en una leyenda del bosque, recordada por generaciones como el símbolo de la inteligencia y la valentía que pueden vencer cualquier obstáculo por difícil que sea.

Scroll al inicio