Terror en la Casa Abandonada: La Invocación del Demonio

Había una vez en un pequeño pueblo en las montañas, una casa antigua y abandonada que todos evitaban. Se decía que estaba maldita y que aquellos que se acercaban nunca volvían a ser los mismos. Pero un grupo de amigos decidieron desafiar las advertencias y pasar la noche en la casa, para demostrar que no había nada de qué temer.

Al caer la noche, los amigos entraron en la casa y se adentraron en las oscuras habitaciones. Pronto comenzaron a escuchar extraños susurros y a sentir una presencia maligna que les helaba la sangre. Sin embargo, decidieron no rendirse y continuar con su plan.

En una de las habitaciones, encontraron un antiguo libro con extraños símbolos grabados en sus páginas. Al abrirlo, comenzaron a sentir una fuerza obscura que los invadía y los hacía perder el control de sus propios cuerpos. Sin saber cómo, se vieron obligados a recitar una serie de palabras en un idioma desconocido, invocando a un ser demoníaco que habitaba en la casa.

De repente, las luces se apagaron y un frío helado los envolvió a todos. Una sombra oscura y retorcida apareció frente a ellos, riendo de forma macabra. Los amigos intentaron huir, pero se dieron cuenta de que estaban atrapados en la casa, a merced de la entidad maligna que habían despertado.

Uno a uno, los amigos comenzaron a desaparecer, víctimas de terribles sucesos inexplicables que los llevaban a la locura. Solo uno de ellos logró escapar de la casa, pero su mente estaba tan dañada por lo que había presenciado que nunca volvió a ser el mismo.

Desde entonces, la casa abandonada se convirtió en un símbolo de terror en el pueblo, y nadie se atrevió a acercarse a ella nunca más. Pero aquellos que pasaban cerca juraban escuchar los mismos susurros y sentir la misma presencia maligna que habían atormentado a los amigos que osaron desafiar lo que yacía en su interior.

Scroll al inicio