Terror en el Pueblo Abandonado

Había una vez un pueblo pequeño y olvidado en medio de un bosque oscuro. La gente evitaba pasar por allí, ya que se decía que estaba maldito por antiguos espíritus malignos. Sin embargo, un grupo de jóvenes aventureros decidió desafiar las supersticiones y explorar el pueblo abandonado.

Al llegar, se encontraron con casas en ruinas, calles cubiertas de maleza y un ambiente opresivo que les hacía sentirse observados en todo momento. A pesar del peligro, continuaron explorando, adentrándose en las sombras de las viejas construcciones.

De repente, uno de ellos sintió una presencia siniestra detrás suyo y, al voltear, vio a una figura encapuchada y desfigurada que le susurraba palabras ininteligibles. Los demás corrieron hacia él, pero la figura desapareció en la oscuridad.

Aterrorizados, decidieron regresar al pueblo para buscar refugio en una casa que parecía estar en mejor estado. Sin embargo, al entrar, descubrieron que el interior estaba decorado con cráneos humanos y velas negras que emitían un olor nauseabundo.

De repente, escucharon un grito desgarrador y vieron como una sombra se materializaba frente a ellos. Era un espíritu vengativo que los perseguía por haber profanado su morada. Los jóvenes intentaron huir, pero todas las salidas estaban bloqueadas y las ventanas se cerraban por sí solas.

La única opción que les quedaba era enfrentarse al espíritu, así que comenzaron a recitar antiguos hechizos de protección mientras eran rodeados por una aura de frío intenso. El espíritu lanzaba objetos contra ellos, los arrastraba por el suelo y les susurraba maldiciones al oído.

Finalmente, cuando parecía que todo estaba perdido, uno de los jóvenes recordó un antiguo amuleto que había encontrado en la entrada del pueblo. Lo sacó y lo mostró al espíritu, que se detuvo de inmediato y comenzó a temblar. El amuleto era un símbolo de paz y protección que rompió la maldición que había caído sobre el pueblo.

El espíritu desapareció en un destello de luz y los jóvenes lograron salir ilesos del lugar. Regresaron a su hogar con una historia que contar sobre el terror que habían vivido en el pueblo abandonado. Desde entonces, nadie volvió a acercarse a aquel lugar maldito.

Scroll al inicio