La Criatura del Bosque: El terror que acecha en la oscuridad

Había una vez un pueblo pequeño en medio de la nada, rodeado por un espeso bosque oscuro. Los habitantes de este lugar vivían en constante temor, pues se decía que en el bosque habitaba una criatura maligna que se alimentaba de la carne de los inocentes.

Una noche, una joven llamada Ana decidió aventurarse en el bosque, desafiando las advertencias de los ancianos del pueblo. Con valentía, se adentró en la oscuridad, sintiendo cómo las ramas crujían bajo sus pies y los susurros del viento helado le helaban la sangre.

De repente, un grito desgarrador resonó en la noche y Ana sintió un frío más intenso recorrer su cuerpo. Corrió en dirección al sonido, encontrando a un hombre mayor tirado en el suelo, con heridas profundas en todo su cuerpo.

El hombre apenas podía hablar, pero alcanzó a decirle a Ana que la criatura estaba cerca y que debía huir antes de que fuera demasiado tarde. Sin embargo, antes de que pudiera moverse, una sombra oscura se abalanzó sobre ellos y el hombre desapareció en un instante.

Ana gritó de terror y corrió lo más rápido que pudo, pero la criatura la alcanzó y la tomó con sus garras afiladas. La llevó a una cueva oscura y húmeda, donde Ana pudo ver sus ojos brillantes y su boca llena de dientes afilados.

La criatura le habló en un susurro siniestro, diciéndole que era un ser antiguo que se alimentaba de la desesperación y el miedo de los humanos. Le dijo que había estado observando al pueblo durante años, esperando el momento adecuado para alimentarse de sus almas.

Ana sabía que su fin estaba cerca, pero decidió luchar hasta el final. Con todas sus fuerzas, logró escapar de la cueva y corrió de regreso al pueblo, advirtiendo a todos sobre la criatura que acechaba en el bosque.

Sin embargo, nadie le creyó y la consideraron una loca. Una noche, mientras todos dormían tranquilos en sus casas, la criatura atacó el pueblo y se llevó a todos los habitantes, dejando solo destrucción a su paso.

Desde ese día, el pueblo quedó abandonado y en ruinas, y se dice que aún se escuchan los gritos de los inocentes que fueron devorados por la criatura del bosque. Y aunque Ana logró escapar de su destino, vive atormentada por las pesadillas de aquella terrible noche, preguntándose si alguna vez podrá escapar de la sombra de la criatura que la persigue en la oscuridad.

Scroll al inicio