La Casa Abandonada de Willow Creek: Un Terrorífico Pasado

Había una vez un pequeño pueblo llamado Willow Creek, ubicado en medio de un espeso bosque. Los habitantes del pueblo vivían tranquilos y en armonía con la naturaleza, pero todo cambió cuando una misteriosa casa abandonada apareció en las afueras del pueblo.

La casa era antigua y en ruinas, con las ventanas rotas y las puertas colgando de sus goznes. Se decía que estaba embrujada por el espíritu de una joven que había muerto en extrañas circunstancias muchos años atrás. Los lugareños evitaban pasar cerca de la casa y contaban historias de terror sobre extraños ruidos y sombras que se movían en su interior durante la noche.

Un día, un grupo de amigos decidieron desafiar al miedo y entrar a la casa abandonada. Ignorando las advertencias de los lugareños, se adentraron en la oscuridad de la casa y comenzaron a explorar sus siniestras habitaciones. De repente, empezaron a escuchar extraños susurros y a sentir una presencia maligna a su alrededor.

Uno a uno, los amigos comenzaron a desaparecer misteriosamente, como si la casa los hubiera engullido en su oscuridad. Solo quedaba un joven llamado David, quien intentaba desesperadamente encontrar una salida de la casa para escapar de la terrible pesadilla en la que se había convertido.

Pero mientras buscaba una salida, David se encontró cara a cara con el espíritu de la joven que habitaba la casa. Con ojos vacíos y una expresión de dolor eterno en su rostro, la joven se acercó lentamente a David y lo envolvió en una aura de frío y terror.

David suplicó por su vida, prometió nunca volver a entrar a la casa y mendigó por su libertad, pero el espíritu de la joven no mostraba piedad. Con un grito escalofriante, la joven se abalanzó sobre David y lo arrastró hacia las profundidades de la casa, donde su alma quedó atrapada para siempre.

Desde ese día, la casa abandonada de Willow Creek se convirtió en un lugar maldito donde nadie se atrevía a entrar. Los lugareños evitaban pasar cerca de ella y las historias de terror sobre la misteriosa casa y sus inquilinos fantasmales se transmitían de generación en generación, como una advertencia sobre los peligros de desafiar al más allá.

Scroll al inicio